domingo, 13 de agosto de 2017

Tesoros de la Hispanic Society of América en el Museo del Prado de Madrid - Abril- septiembre 2017


Una acaudalada joven norteamericana y su hijo viajan a Europa. Ella es la esposa de un magnate del ferrocarril y el joven Archer descubrirá en ese viaje las maravillas del British Museum en Londres y el Louvre de París. Pero la fascinación que pasó a ser el motor de su vida fue la cultura española. 

Visitó Méjico y decidió aprender castellano y árabe antes de realizar la ruta del Cid. Quería descubrir lo que el llamaba "el alma" de España, conocer su literatura en su idioma original y darla a conocer en su país donde en ese momento España no gozaba de grandes simpatías. 

Llegó a conocer a muchas personalidades del mundo artístico e intelectual y fue amigo personal de pintores como Sorolla y Zuloaga a los que organizó exposiciones en su fundación en Nueva York. 

Este museo gratuito  fue recogiendo las adquisiciones que el hispanista fue realizando a lo largo de su vida y otras como la colección de fotografía que encargó a otros profesionales para recoger las tradiciones y formas de vida españolas. No quiso que la institución llevase su nombre ya que consideraba eso "una endeble y vana puerta  a la fama"
Aquejado de lo que Henry James llamó el "virus europeo" ( por el cual los jóvenes norteamericanos caían rendidos ante la sofisticación y forma de vida europea),  dedicó toda su vida a la fundación y a otras aventuras como la excavación arqueológica en Italica, la traducción de obras al inglés, y la filantropía en otros ámbitos por ejemplo los medioambientales. 
En la exposición temporal que puede verse en Madrid podemos ver representados 4000 años de nuestra historia artística y cultural. 




Archer Milton Hungtington a los 8 años 


La sede de la HS






                                                 Retrato de Juan Ramón Jimenez


                                                           
Mapamundi de Juan Vespucci, Sevilla 1526


Las Postrimerías .Quito, siglo XVIII




Torso de mármol de Diana Cazadora




Santa Emerenciana de Zurbarán, representada con piedras ya que fue lapidada.  



                           


                          Imagen del relicario del busto relicario de Marta y María, Juan de Juni

jueves, 3 de agosto de 2017

Ser jardinero es una manera de ser hombre - Fernando Caruncho




                 
Maqueta de la Casa del Agua (Grecia)




Estudio de F. Caruncho en San Sebastián de los Reyes (Madrid)




                                      Jardín privado en Boca Ratón (Florida, USA)



Una inusual entrevista a un paisajista que se define como jardinero y que se inspira en los filósofos griegos, en el zen… y añora el humanismo, la belleza y la relación del hombre con la naturaleza, casi siempre ausentes en los tiempos que vivimos.



http://elpaissemanal.elpais.com/documentos/fernando-caruncho-jardines/

lunes, 31 de julio de 2017

Page Tsou -Hide and seek (el juego del escondite) en el museo ABC de Madrid







EL ARCA DE NOE





                                                                   

                                                                            YOGA





jueves, 27 de julio de 2017

If nobody speaks of remarkable things by Jon McGregor - Si nadiie habla de cosas importantes



La primera novela del joven Jon Mac Gregor nos habla de personajes como nosotros, gente que vive en una calle y no saben apenas nada de la vida de sus vecinos a los que ven entrar y salir, niños a los que ven jugar en la calle… 
Su intención era hablar de la vida en un barrio sin las habituales connotaciones de vidas marginales, droga o violencia. No hay nada de eso en esta historia sino apuntes de la vida de todos ellos, sin darles nombre siquiera… 

De hecho en la edición japonesa se incluyó un pequeño dibujo con el croquis de las casas de aquella calle para que los lectores  no se perdieran. La estructura de cada capítulo es siempre igual: nueve párrafos formados por 9 frases. Y 18 capítulos ya que la narradora de parte de la historia está embarazada de gemelos aunque todavía no lo sabe. 

El autor explica que en un viaje a Japón visitó un santuario (el templo de Kamakura)  donde las madres que habían perdido a sus hijos durante el embarazo,  el parto o cuando eran muy pequeños llevan dulces, sombrillas de papel, ropa,  regalos…  que depositaban junto a las pequeñas figuras que representaban a sus niños perdidos. Esa imagen la acabó trasladando a la historia de su primera novela. 




Dibujo a mano del autor con las viviendas de los personajes de la calle en que sucede la historia




Dibujo para la edición japonesa 


Set on the last day of summer in 1997, on a street in an inner-city neighbourhood, If Nobody Speaks of Remarkable Things explores the lives and relationships of people who don’t even know each other’s names. Students coming home at dawn; an old man painting the window-frames of his house; children playing in the street, a young man packing his possessions and getting ready to move away; barbecues, cricket, music, arguments, rain, and the whole day building towards a shocking climax which will be remembered some years later by a young woman who was there and now finds a reason to look back.

Jon McGregor on writing If Nobody Speaks Of Remarkable Things

If Nobody Speaks Of Remarkable Things started life, partly, as a book about the reaction to the death of Princess Diana. Taken aback, as most people were, by the hysteria which erupted in late August 1997, I wanted to tell a story about a street where life was going on regardless, where more important things were happening, where the word ‘tragedy’ would have a greater meaning. I was also interested in writing about a version of urban life which I felt was being neglected in British fiction of the time: fiction which seemed to equate urban life with crime, drugs, poverty, and a distinctly vacuous ‘edginess’. I wanted to take a day in the life of one street in a city, and try to show the vast multiplicity of stories which were happening there, and to look at how those stories interacted with each other in an environment where people were constantly moving in and out and rarely knew each other’s names.
The novel was written, mostly, between September 1999 and February 2001; but the idea had formed earlier, mainly while I was living and studying in Bradford. Indeed, it would be fair to say that while I’ve always insisted that the setting for the book could be “any town in northern England”, it is essentially set in Bradford.

The other main starting point for the book was the number of times I saw children in that street having to get out of the way – very quickly – of cars. I was disturbed by the sight of these near-misses, and haunted by the what-if of them, and so decided to write about it. In fact, my original concept for the novel was that it would take place over the course of the thirty seconds it would take for one of these near-misses to happen or to not happen. It proved impossible to stretch thirty seconds over the course of a whole novel  and in the end my attempt was reshaped to form the closing chapter of the novel.







sábado, 22 de julio de 2017

Elliot Erwit - Cuba de nuevo . Jardín Botánico de Madrid


En el Jardín Botánico se exponen las fotografías que Erwin Elliot realizó por encargo de una revista norteamericana en los años 60. Siguió a los entonces jóvenes Fidel Castro y Ché Guevara y trató de reflejar la vida cotidiana de la Cuba de aquel momento. 

En el año 2015 regreso a la isla y volvió a fotografiar escenas de la Cuba actual. 
Una visión que siempre resulta curiosa, fresca, a veces irónica, otras dramática...




Ché Guevara



                                                                Arte egipcio



Museo del Prado. Madrid. La maja vestida y la maja desnuda


Funeral de JF Kennedy


Marilyn Monroe



                                         A las puertas del British Museum. Londres 

martes, 27 de junio de 2017

Concerning hobbits by Howard Shore - The lord of the rings soundtrack



Este tema acompaña a la presentación de la apacible vida de los hobbits y simboliza la paz y la alegría de vivir.

Porque como escribía Bilbo Baggins .. "it is not a bad thing to celebrate a simple life"

Su creador, el compositor canadiense Howard Shore, ha colaborado con directores como Cronemberg y es autor de otras muchas bandas sonoras inolvidables.

domingo, 25 de junio de 2017

Picasso y el Mediterraneo - Fundación Canal


Frescura, sencillez, libertad… y un poco de Mediterráneo en una ciudad abrasada de calor.